General

Recomendaciones para bebés con problemas alimenticios.

Recomendaciones para bebés con problemas alimenticios.

Los padres a menudo tienen problemas para alimentar a sus bebés. No es tan difícil facilitar que los bebés coman.
Los bebés no prefieren platos nuevos.

Los bebés no quieren probar la comida que encuentran por primera vez. Para comenzar a presentarle a su bebé platos nuevos, intente comenzar con porciones pequeñas.

Los bebés pueden balancear su comida

Su bebé está repartiendo comida todo el tiempo e incluso puede quedarse dentro de la comida. Se puede decir que este es uno de los primeros esfuerzos de su bebé para tomar el control. La acción más precisa que se puede tomar en este proceso es ser paciente, incluso si es difícil.

Escupir comida, vomitar y reflujo del bebé

Es normal que los bebés escupen e incluso vomitan mientras comen. El reflujo, que se puede ver en los bebés, también puede causar problemas similares. Si su bebé tiene problemas como este, intente comer más lentamente.

Puede que no quiera comer

Si su bebé está cansado, el paciente puede o no querer comer toxinas. Esta reacción generalmente cambiará al apartar la cabeza de la comida o al empujarla con la mano. La alimentación forzada de su bebé no será una solución. Si esto sucede con frecuencia, consulte a su médico.
Atención a alergias alimentarias.

El 8% de los bebés pueden tener reacciones alérgicas a los alimentos. La erupción, picazón y dolor abdominal repentino que se manifiesta como resultado de alergias pueden ser las reacciones de su bebé. Si su hijo tiene estos síntomas, debe hablar con su médico.
No alimente directamente de la jarra

Por supuesto, la comida para bebés que se vende en frascos no es dañina para la salud de su bebé. Sin embargo, alimentar a su bebé directamente del frasco puede causar problemas digestivos.

Mantenga a su bebé alejado de la comida rápida.

Algunos padres pueden consumir mucha comida rápida. Sin embargo, definitivamente deben mantener estos hábitos alejados de sus bebés. Alimentar estos alimentos a niños pequeños, que pueden considerarse bebés, puede causar serios problemas de nutrición en el futuro.